Blog de Alemán Autodidacta

La vestimenta tradicional alemana

2 de enero de 2012 por Paulo en Cultura

Los trajes típicos de Alemania son bien conocidos alrededor del mundo, aún para aquellos que no han tenido la posibilidad de visitar el país de Europa. Películas, libros, documentales, noticias muestran la ropa tradicional alemana en todo su esplendor.

Las prendas de vestir tradicionales provienen de épocas muy antiguas. Si bien Alemania no está considerada como un país ícono de la moda –como lo es, por ejemplo, Italia- es innegable que los trajes típicos son muy conocidos y mundialmente famosos.

Una de las prendas más destacadas se denomina “Dirndl”. Es un vestido tradicional, que solía vestirse en el sur de Alemania. En sus inicios, era el uniforme que utilizaban las criadas en Austria, durante el siglo XIX. Una especie de corset, blusa, falda y delantal predominan en esta vestimenta, que en la actualidad se confecciona en versiones más modernas y adaptadas. En sus orígenes, las telas utilizadas eran muy gruesas, dado que debían proteger a las mujeres del frío.

Los “Lederhosen” son, literalmente, los populares pantalones de cuero, que solían vestir los hombres alemanes en las zonas alpinas. Acompañan los tirantes y las solapas delanteras; tanto los jinetes como los cazadores los contemplaban como básicos en sus guardarropas.

El “Tracht” es el traje típico por excelencia. Ya se vestía en el año 1530 y tras la Guerra de los Campesinos, la clase campesina que no deseaba seguir los cánones de la moda decidió continuar utilizándolos.

Por último el “Gamsbart” puede considerarse como un accesorio de la vestimenta típica. Se trata de un mechón de cabello que se utiliza a modo de decoración en los sombreros que conforman el “Tracht”. Al colocarse correctamente este mechón en el sombrero, toma forma de una especie de pincel. Hoy en día el “Gamsbart” no es exclusivo de los sombreros, sino que se incluye también en las prendas vestir de mujeres.

Paula Freyre

Comparte!

Comentarios & trackbacks

    Sitios que enlazan a esta entrada

Deja tú comentario